domingo, 20 de octubre de 2013

Calabazas de otoño

¡Buenos días!

¡Domingo! Me encantan: dormir hasta tarde, sin prisas, hacer las cosas sin mirar el reloj, disfrutar de mi tiempo lila...
Hoy me he levantado pensando que, aunque no lo parezca, estamos en otoño y que dentro de poco celebraremos la Castañada, y he pensado que podría estar bien ambientar la casa de acuerdo a la estación del año.
Os propongo un DIY sencillo para hacer unas calabazas de fieltro con las que podemos hacer entrar el otoño a nuestro hogar.




Necesitaremos:

* un tubo de cartón de los de papel higiénico
* fieltro de color naranja
* fieltro verde
* fieltro marrón
* pistola de cola caliente (termofusible)
* guata para el relleno (o en su defecto, algodón)
* grapadora




Como veis, con el fieltro verde, tenéis que cortar una hojita y una o dos tiras alargadas de medio cm de ancho aproximadamente. Con el marrón, una tira de 2,5 cm de ancho y unos 12 de largo.
El tubo de cartón, se corta por la mitad, o de la medida que queráis. A más corto, más pequeña la calabaza, y a  la inversa.
Con el fieltro naranja, debéis recortar una circunferencia que os permita, una vez colocado el tubo de cartón en el centro, cubrirlo totalmente. Además, hay que cortar una pieza irregular como la que veis a la derecha, con la que cubriremos el agujero que quedará en la parte superior.

Podéis ver los pasos en las siguientes fotos.


Colocamos el tubo de cartón recortado en el centro de la circunferencia. Resulta muy útil que hayamos marcado previamente con un punto el centro, ya que al ir montando se nos moverá, y así tendremos la guía para recolocarlo bien.
Ponemos guata alrededor y vamos poniendo cola y pegando el fieltro al cartón. A veces, hay mucha cantidad de tela en un pliegue y cuesta que se pegue; una alternativa es poner una grapa, pero vigilad que os queden disimuladas ;-)



Os irá quedando así. A medida que vayáis pegando el fieltro, tendréis que ir recolocando la guata para que quede bien repartida e incluso añadir más, para que se vea una calabaza bien mullidita. Al final queda todo el fieltro enganchado y un agujero encima que taparemos con el trozo de fieltro naranja cortado como un rectángulo irregular.



Encima pegaremos la hoja verde y enroscaremos el fieltro marrón para formar el tallo, el cual pegaremos también. Por último, cogeremos la tira alargada verde y pegaremos un extremo arriba, al lado del tallo, y la enroscaremos un poco antes de pegar el otro extremo a la calabaza. 






Ahora sólo nos quedará retirar los hilitos de cola que la termofusible va dejando y ¡ya tenemos la calabaza acabada!



Con unas piñas, pueden quedar estupendas en un centro de mesa otoñal. Yo, además, aprovecho para decorar la mesa en la cena de la castañada repartiéndolas por la mesa.

¡Espero que os gusten!

7 comentarios:

  1. Muy chulas! Q mañosa te has vuelto! ;) Un besito. Patricia

    ResponderEliminar
  2. Eiiiiiiii!! Molt bona idea!! Que xules t'han quedat. Cada dia em sorprens més :)

    ResponderEliminar
  3. Son chulísimas y geniales para decorar. Enseña más cositas!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a tod@s!
      Estos días estoy trabajando en las cositas de navidad, ya veréis... ;-)

      Eliminar
  4. Hola, me encantan tus calabazas, me gusta que no tienen la forma totalmente redonda y que se doblan un poco, así me parecen más reales :). Ayer compartí tu manualidad en mi blog dedicado a la artesanía, si te gustara verlo la entrada con tus calabazas está aquí http://cartulina.es/viernes-de-fieltro-calabazas-halloween/, gracias y saludos :).

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Kalina!
      A mi también me gustan mucho. Siempre las pongo por casa en otoño para decorar y son tan sencillas que las he regalado a algunos familiares para que hagan centros otoñales con piñas y otros elementos.
      Tu blog me parece muy interesante, qué montón de ideas! Ya lo tengo en mi barra de favoritos!
      Hasta pronto!
      Saludos

      Eliminar